FSA presenta su grupo electrónico K-Force WE


La marca presenta el nuevo K-Force WE, un grupo electrónico completo, que cuenta con 11 velocidades, y un sistema "híbrido inalámbrico".

FSA acaba de presentar su nueva transmisión K-Force WE, un nuevo grupo completo que viene decidido a plantar cara a los gigantes de las transmisiones y sus grupos tope de gama, como son el nuevo Dura-Ace Di2 de Shimano o el novedoso eTap de SRAM. Se trata de un nuevo grupo completo, que cuenta con once velocidades y un nuevo sistema denominado por la marca como "híbrido inalámbrico", ya que su cambio y desviador están conectados con cable a  una batería a través del tubo de sillín y vaina derecha, respectivamente, mientras que sus mandos son inalámbricos, contando cada uno con una pila de peso ligero y larga duración. Esto, según la marca, trae beneficios, ya que juntando lo mejor de los dos tipos de sistemas electrónicos se consigue una mezcla óptima de eficiencia, funcionalidad precisa, fiabilidad a largo plazo, mantenimiento sencillo, facilidad de uso y ahorro de peso, teniendo un peso final anunciado de 2090 gramos.

Las señales inalámbricas del nuevo K-Force WE se transmiten a través de ANT+, y FSA ha producido aplicaciones propias para tener grandes oportunidades de grabar datos y poder compartirlos, trabajando estrechamente con Garmin para poder ser compatibles con la mayoría de ciclo computadores GPS para bicicleta.


Sin duda uno de los puntos clave son los mandos. Estos contarán con dos tamaños de manetas (con una diferencia de 6 mm entre ellas) y tendrán tres posiciones (configurable a través de un tornillo), según necesidades y preferencias del ciclista. Estarán realizados en fibra de carbono UD, contando con una gran ergonomía y un sistema de botones accionables a modo de balancín, que se puede accionar de un solo toque, para subir piñones de uno en uno, o dejarlos apretados para subir varios de golpe. Son totalmente configurables, con lo que podemos decidir cuál de las manetas mueva el desviador o cambio, o determinar el botón que sube o baja marcha. Como hemos dicho, son inalámbricas, trabajando con pilas tipo CR2032, pequeñas, planas y de una duración alrededor de 2 años, según su utilización.


El desviador y el cambio funcionan a través de una batería con cables que recorren la vaina derecha y el tubo de sillín respectivamente. El desviador trabaja a través de ANT+, siendo a la vez la centralita de la transmisión. Éste es capaz de tener cambio muy limpios, ser silencioso y tener gran precisión de cambio. Tiene la función micro-shifting, corrigiendo continuamente su sincronización con reajustes microscópicos para mantener perfectamente en línea de la cadena, como cuando la cadena y los piñones del cassette se desgastan, evitado saltos y ruidos en la transmisión. Tiene botón de encendido y luces LED que indican el estado de la batería.



El cambio tiene un diseño que carece del tradicional sistema de paralelogramo a favor de una caja electrónica en su interior, que consigue una gran precisión de cambio. La incorporación de esta tecnología ha conseguido reducir el diseño del cambio, siendo mucho más compacto, con un cuerpo realizado en fibra de carbono para reducir el peso final.


El juego de platos y bielas han sido desarrollados específicamente para esta transmisión. Aunque se han inspirado en las actuales K-Force, FSA ha variado la anchura de las bielas, ligeramente más delgadas, dando como resultado un Q-Factor bajo.  La araña también ha sido modificada para dotar de una mayor rigidez. Están realizadas en fibra de carbono para las bielas y en Aluminio 7075 CNC para los platos, que estarán disponibles en combinaciones 53/39T, 52/36T y 50/34T. La opción de bielas será de 165mm, 170mm, 172.5mm, 175mm, 177.5mm o 180mm de longitud. Por su parte, el cassete estará realizado en acero templado y titanio para los piñones de mayor tamaño, estando disponible en combinaciones de 11-23, 11-25 y 11-28T. Su peso declarado es de 257 gramos.




Los frenos están inspirados en los actuales K-Force Light variando el diseño del doble pivote, que da una mayor frenada y mejora el mantenimiento y puesta a punto gracias a su accesibilidad. Este diseño también da cabida a los actuales diseños de llantas, de mayor tamaño. Su peso declarado es de 299 gramos el par.


La batería tiene un diseño para ser albergada en el interior del tubo de sillín para estar salvaguardada de elementos externos. Esta batería Li-ion tiene un tiempo de carga completa de unos 90 minutos y una duración de unos 4000 o 6000 kilómetros.



Por último está la cadena, con un diseño de gran duración con pasadores huecos y una anchura de 5,6mm para unos cambios silenciosos y limpios.Tiene un acabado niquelado y un peso anunciado de 246 gramos (114 Links).


El nuevo FSA K-Force WE estará disponible en montajes OEM a partir de finales de Otoño y para su compra a partir del mes de abril o mayo de 2017.



Más información: www.fullspeedahead.com


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada