Análisis: Scott Scale 925 2018


Texto y fotografía: Natxo Riveiro


Analizamos el modelo rígido de montaña de la reconocida firma, una bicicleta con cuadro en fibra de carbono MF, geometría de competición y transmisión SRAM Eagle de 12 velocidades.

La nueva gama Scale siguió con el éxito de la saga desde su último lanzamiento, allá por junio del 2016, gracias a una total renovación del diseño de su cuadro y a una nueva fibra de carbono en su fabricación, con lo que se conseguía una mayor ligereza y rigidez, siendo su versión más competitiva hasta la fecha. Para esta nueva colección 2018 de carbono hay una buena variedad de versiones, elaboradas con dos tipos de fibra de carbono, según categoría, y distintos precios para ajustarse a diferentes presupuestos. Dentro de las versiones más asequibles está la nueva Scale 925, un modelo carreras/cliente perfecto gracias a sus características, con un cuadro elaborado en fibra de carbono MF, una geometría inspirada en la más alta competición y una transmisión Eagle de 12 velocidades de SRAM.


Su cuadro Scale Carbon 3 sigue la pauta desde su rediseño, con una geometría con la competición en mente, y una fabricación en fibra de carbono MF, la más asequible dentro de la gama de carbono, construido bajo la tecnología IMP, donde se consigue eliminar un 11% del material y elevar la rigidez colocando las fibras en los lugares más críticos, y la tecnología SDS2, con la que se ha conseguido que el triangulo trasero controle la flexión, logrando que absorba las vibraciones del terreno sin sacrificar rigidez.


En su cuadro encontramos tecnologías que invitan a un mayor rendimiento, como el rígido pedalier BB92, el eje pasante 12 x 148 Boost, el anclaje Post Mount para sus frenos o el tubo de dirección cónico 1.5" - 1 1/8", además de otras que aumentan su limpia estética, como el sistema de guiado interno ICCR2.



Sus líneas son muy elegantes, al igual que su trabajo de pintura, que recuerda mucho al de la Scott Scale RC 900 SL 2017 gracias a su esquema y a los colores utilizados, con una base negra y detalles en color naranja.


En su equipamiento llama la atención su transmisión monoplato SRAM Eagle de 12 velocidades, donde se utiliza una mezcla de bielas SRAM X1 (plato 32T) con un grupo SRAM GX, donde destaca de manera visual su casete, con un enorme piñón grande 50T (10-50T), para poder afrontar con total seguridad las duras cuestas. El resto está a la altura de lo que cabría esperar dentro de su rango, como la horquilla de suspensión FOX 32 Float Rhythm de 100mm con un eje pasante 15x110mm QR y tres modos controlables desde el manillar a través de un control remoto, frenos Shimano MT500 con discos de 180mm delante y de 160mm detrás, periféricos Syncros en aluminio y ruedas de la misma marca, perteneciente al grupo Scott, con neumáticos Schwalbe Rocket Ron EVO 2.25.



La nueva Scott Scale 925 2018 ya está disponible en un único color y en tallas de la S a la XL. Su peso anunciado es de 10700g y su precio es de 2499€.






































Noticia en colaboración con: 
       


0 comentarios:

Publicar un comentario