Prueba: Bontrager TLR Flash Charger


Os analizamos la bomba de taller con compresor de la marca estadounidense, una fantástica opción para aquellos que quieran olvidar la faena de tubelizar neumáticos.

¿Quién no ha tenido alguna vez la mala suerte de encontrarse con alguna cubierta rebelde que no ha querido tubelizar, encontrándonos con la faena de tener que buscar un compresor para poder tubelizarla en condiciones? Si eres alguno de éstos y quieres poner fin a esta fastidiosa situación, Bontrager tiene dentro de su gama de accesorios la TLR Flash Charger, una bomba de taller poco convencional, ya que incorpora en su construcción un pequeño depósito para poder utilizarla como compresor, una solución para poder hacer desde tu casa, y de forma fácil y silenciosa, la tarea de tubelizar, o inflar, neumáticos, ya sean de mountain bike o carretera, con total comodidad.


Esta bomba de taller tiene una construcción muy robusta, con un cilindro en aleación con una base con tres puntos de apoyo, manómetro de 160 psi en su parte superior y cabezal de selección automático compatible con válvulas Presta o Schrader, aunque lo más importante está en su depósito auxiliar, ideado para actuar como compresor. La manera de actuar de este compresor es muy sencilla, primero se ha de bajar la palanca roja situada en el depósito y comenzar a bombear, con lo que el aire pasa directamente a dicho depósito y comienza su llenado, que puede llegar hasta los 160 psi, tardando alrededor de 45 bombazos. Una vez finalizado, sólo hay que accionar hacia arriba la palanca roja para liberar el aire y comenzar la tubelización del neumático.


El funcionamiento de la función "compresor" es impecable, desde el accionamiento de la palanca roja se nota el paso del aire generado hacia nuestro neumático, inflándolo rápidamente (sobre 2 bar) y escuchando los típicos chasquidos y ruidos de talonamiento del sistema tubeless. Lo hemos probado con cubiertas  de montaña "tubeless ready", tubeless o cubierta, incluso usadas y desgastadas, y el comportamiento es el mismo: impecable. Incluso si la queréis utilizar para tubelizar cubiertas de carretera, no tendréis problema, ya que también lo hemos probado y funciona a la perfección, el éxito está asegurado, tendréis un compresor silencioso, fácil de usar, que ocupa poco espacio y que incluso podréis llevar a las competiciones. ¿Tienen algún fallo? de funcionamiento no, lo único que encontramos que se puede mejorar es el material en el que está realizado el mango, que al ser de plástico flexiona cuando comenzamos a pasar de 100 psi, no es exagerado, pero la sensación está ahí, y hubiéramos preferido un material más robusto, como aluminio o incluso madera, o quizás, que el mango no fuera hueco por los extremos.


Para los que os preguntáis sobre su opción de bomba convencional, ésta es buena, su cabezal es compatible de forma automática con válvulas Presta o Schrader, tiene un botón para liberar aire de forma sencilla y su accionamiento es sumamente suave, ya que podemos llegar a la presión deseada sin problemas, aunque tiene algún fallo. El principal es, que una vez insertado el cabezal, la bomba tarda demasiado tiempo en darnos la presión que tenemos en el neumático, ya que al formar el depósito parte del sistema, cuando conectamos el cabezal a la válvula de la rueda el deposito iguala la presión del neumático, haciendo que sea lento saber la presión exacta del neumático, además que nos quita un poco de presión. No es muy agradable, pero tampoco desluce la gran función de la bomba y te acabas acostumbrando.


VEREDICTO

La bomba de taller Bontrager TLR Flash Charger  es una gran solución a la, a veces, tediosa función de instalar neumáticos "tubeless ready" en nuestra bicicleta, es muy efectiva, ocupa poco sitio, y tiene doble función, bomba convencional o "compresor", siendo uno de los mejores productos del mercado por su calidad de construcción y funcionamiento. Aunque como todo, no está exento de fallos, como su mango, realizado en plástico, o cuando queremos saber la presión de nuestro neumático, demasiado lenta. Aún así una de las mejores bombas del mercado.


PROS


  • Doble función, bomba o compresor
  • La función compresor es sumamente efectiva
  • Construcción muy sólida
  • Fácil de transportar

CONTRAS
  • Material del mango
  • Saber la presión del neumático es muy lento

Nota: 4,5 de 5

Características:  construcción con cilindro en aleación, base con tres puntos de apoyo, manómetro de 160 psi, botón para liberar presión, cabezal de selección automático compatible con válvulas Presta o Schrader y depósito que actúa de compresor. Uso para mtb o carretera. Peso real 2,85kg. PVP: 129,99€.




















Más información: www.trekbikes.com


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada